28 años de espera (¿no es hora de ponerse las pilas, negro?)