¿Adorno y Deleuze en torno a la Totalidad? A veeeeeeeeerrrrrrrrr...